PIDE TU CITA PREVIA

one of a kind

"La moda nupcial se tiene
 que reinventar"

De esta observación nació el concepto de One of a Kind. Elegir "One of a Kind" es afirmarse, romper con los estereotipos de la novia tradicional y convertirse en "one of a kind", único en su género.

One of a Kind tiene la ambición de celebrar la belleza de cada mujer trayendo diseñadores internacionales únicos y conscientes de ofrecer vestidos asequibles con la mejor calidad, todo ello centrándose en la inclusión del cuerpo. Hemos creado el concepto pensando en una mujer real que se merece ser la más bella el día de su boda. Nuestras novias buscan diseños atemporales y únicos de diseñadores europeos difíciles de alcanzar que ofrezcan vestidos con un toque internacional.

Fundado en 2021 en Madrid, el showroom de One of a Kind ofrece un punto de venta único para las novias que buscan una selección de vestidos de novia elegidos con mucho cuidado y que reflejen su estilo personal.

nuestras colecciones

Estamos comprometidos con la idea de que encontrar tu vestido de novia debe ser una experiencia personalizada, positiva y memorable

Una estilista profesional y un entorno bonito e íntimo son la pareja perfecta para hacer que tu experiencia de compra sea inolvidable. Cuando se trata de nuestros vestidos, buscamos diseñadores con una historia y un proceso de producción en el que creemos. Ofrecemos vestidos confeccionados con cuidado, detalle y equidad, presentando una gran variedad en nuestra colección con piezas de Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Francia y Ucrania.

Proponemos a nuestras novias una experiencia única en nuestro showroom, asegurándonos de que se sienten escuchadas y atendidas en cada etapa de la preparación de su gran día.

¡Te esperamos!

pide tu cita

Soy francesa pero llevo más de siete años en España. Puedo pasar horas buscando nuevas tendencias del mundo de las bodas por redes sociales y tengo que reconocer que siempre he estado inspirada por la moda nupcial Australiana. En 2019, cuando fui a comprar mi vestido de novia, no pude encontrar el estilo adecuado ni en Francia ni en España. A la hora de buscar mi vestido, tuve que navegar por las dificultades de descubrir diseñadores internacionales a precios asequibles en el sur de Europa. Todo ello se combinó con el reto de encontrar una boutique que tuviese la gama adecuada de vestidos de muestra. Me consideraban demasiado "curvy" para encajar en algunos vestidos y, a veces, las muestras eran demasiado grandes para poder imaginarse con un vestido correctamente.

Anaïs